espejos… dónde y para qué?

Tatiana Balostro
Tatiana Balostro

Arquitecta y Consultora Feng Shui

Conoce Mas Sobre Mi

Los espejos son elementos claves en el Feng Shui, así que ¡OJO! Veamos bien donde los tenemos ubicados para ver que estamos atrayendo a nuestros espacios.

El objeto espejo está relacionado al elemento agua, por lo cual representa la fluidez, la claridad, la inspiración y la comunicación. Todo lo que refleja lo multiplica. Por esta razón, los espejos son grandes dinamizadores de espacios, activan la energía del espacio donde se encuentran.

La activación de ese espacio va a depender de la forma del espejo que usemos. Los espejos circulares son contenedores de energía, los ovales la dispersan. Ambas formas son ideales para espacios irregulares, pasillos o recibidores. Están también los espejos rectangulares, si se colocan verticalmente harán que la energía sea ascendente, ideal para espacios de trabajo donde queremos lograr activarnos. En cambio, si esos espejos rectangulares se colocan de manera apaisada generarán una energía más neutral, tranquilizadora, siendo ideales para una zona de comedor o de reunión.

Los espejos de cuerpo completo nos ayudan a la comprensión de uno mismo, a mejorar situaciones de la vida que tengan que ver con el estado emocional, lo que ayuda a mejorar el ambiente del hogar. Debe para eso colocarse en la zona sureste de la vivienda, correspondiente al autoconocimiento.

Los espejos de forma octogonal se utilizan como protección, en el lado exterior de la puerta de ingreso al hogar, un espejo pequeño, por encima de la altura de los ojos, que devuelva el conflicto o la mala energía a su origen.

Es beneficioso colocarlos en espacios irregulares para uniformizar y proporcionar a nivel visual el espacio que está faltando.

Es imprescindible tener un espejo en el recibidor, no enfrentado a la puerta (ya que se fugaría la energía) sino de costado reflejando un objeto o imagen que represente le hogar que quiero tener.

Es ventajoso colocar un espejo en el comedor, para que fluya y multiplique encuentros, la reunión familiar, la comunicación y para ver nuestro rostro en convivencia.

Pueden usarse en pasillos para cortar la energía que tiende a ser muy rápida en esos espacios largos y estrechos. Tener en cuenta no colocarlos frente a puertas, ni en el final de los pasillos, pues aceleraría aún más la energía.

En los dormitorios no se debe colocar espejos ya que refleja nuestro estado de reposo y eso no es próspero. Si tienes un vestidor, se debe cuidar que el espejo puesto allí no refleje la cama.

Los espejos no deben reflejar escaleras, ya que son lugares de energía inestable y no debemos multiplicar eso, sino tratar de estabilizar la escalera que exista en el hogar.

Por último y no menos importante debemos evitar que los espejos sean muy antiguos o que estén rotos. Esto desdibuja la imagen, la distorsiona, y eso mismo sucede a nivel de energía. Debemos buscar que lo que refleje sea de forma clara y nítida.

¡REFLEJEMOS LO QUE QUEREMOS CONSTRUIR! ¡ACTIVEMOS NUESTRO ESPACIO!

Scroll hacia arriba